Seguidores

viernes, 8 de octubre de 2010

La convivencia matrimonial

(Aunque tarde, ya estoy aquí. Os pido disculpas.)

Imagen de la red

A la hora de escribir sobre convivencia matrimonial, me he puesto a revisar todos los archivos que guardo en el ordenador para ver si localizaba algo que pudiera utilizar. Encontré euna historia que publique hace unos meses, y he decidido que es una hermosa historia de convivencia, pero que no la voy a publicar hoy. Hoy os cuento un poco de la mía. ¿Hay una convivencia mejor que la de un matrimonio que ha pasado 43 años juntos?
Ha hecho ya 43 años que me casé y os puedo asegurar que existe una gran similitud con la pareja de la historia. Nos ha tocado pasar momentos muy apurados, sobre todo al principio, porque entonces las cosas estaban más difíciles que hoy. Luego vinieron los hijos y durante unos años seguimos apurados. Nuestra familia siempre estuvo ahí, pero intentamos no tener que recurrir a ellos. Solo saber que los teníamos al lado, nos confortaba.
Los hijos dan muchos quebraderos de cabeza, lo sé. Pero te dan una fuerza increible. Por ellos se hace lo que haga falta. Por ejemplo, las jornadas de muchas horas durante años, las malas noches cuando han caido enfermos, pero también una satisfacción interior que creo compensa todo lo que a veces la vida nos trae y que no resulta tan agradable.
Nos ha tocado ver partir a nuestros padres, a algunos de nuestros hermanos, y siempre hemos estado juntos para sobrellevar el dolor. Hemos visto nacer a nuestra nieta y la estamos viendo crecer. Espero que Dios nos conceda todavía la suerte de poder conocer más nietos, porque a los dos nos han gustado siempre los niños y la verdad es que una sola nieta aunque nos llena plenamente, se nos hace poco.
El amor no se pasa. Pero se apacigua. Hay cosas que si solo dependieran del amor físico no se harían. Es el vivir día a día junto a la persona amada lo que hace que ese amor continúe ahí, como el rescoldo de la lumbre entre la ceniza. Remueves y aún encuentras calor.
Creo que ese es el problema hoy en día. Las parejas se rompen con demasiada facilidad porque basan su amor sobre todo en el amor físico y cuando este se enfría se acaba todo entre ellos.
Convivir con alguien a quien amas es el don más precioso que Dios nos puede conceder. Llega un momento que los hijos se van, como nos fuimos nosotros del nido paterno y entonces se acrecienta aún más ese amor que dormía bajo las cenizas del antiguo gran fuego que nos abrasaba en la juventud. Se vuelve a retomar con nuevas sensaciones, con toda esa fuerza que a veces por atender a los hijos se nos había casi olvidado que estaba ahí... que seguía dentro de nosotros.
43 años y me doy cuenta que han pasado rápidos. Me pongo a pensar y solo vienen a mí mente las cosas agradables que fuimos encontrando a lo largo de ellos. Si. Creo que después de todo, mí vida ha sido agradable, entretenida, triste o divertida, en ocasiones muy dolorosa, pero gacias a Dios, siempre he tenido junto a mí a esa persona que un día ante el altar le dijo al sacerdote... ¡sí, quiero!
Esa persona es María, mí mujer.


María, con nuestra nieta María.

Pasado, presente y futuro. Si. Futuro, porque la vida no se acaba hasta que Dios lo decida. Y mientras tanto, nosotros seguiremos viviendo, seguiremos conviviendo como hasta ahora. ¿En Paz y buena armonía? Bueno, a veces se discute, pero... ¿que sería de los matrimonios si no hubiera ese poquito de pimienta? No se quien dijo que lo mas bonito de las discusiones en un matrimonio eran las reconciliaciones. Es verdad.

El tiempo no espera a nadie. Atesora cada momento que tienes, pero lo atesorarás más si lo compartes con alguien especial.
Llegar hasta aquí ha supuesto hasta ahora una hermosa tarea.



Los años no pasan en balde. Pero aunque la piel se arrugua, aunque la vista se nos haya gastado (¡hemos visto tantas cosas!) en el fondo seguimos siendo aquella pareja que un día de hace ya 43 años años dijeron ante Dios y los hombres que nos queríamos. Y que seguiríamos juntos en la felicidad y en la adversidad. Lo estamos cumpliendo.






27 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Bello es el leer esta historia, bellos fueron esos años compartidos,esa luchas por subsistir y entregar lo mejor a los
hijos dentro de unos valores humanos,que decirte yo como madre se lo que es dar y entregar y por supuesto recibir el cariño.Me alegra un montón ver esa felicidad en vuestros rostros.Hermosa nieta, yo tengo dos nietos que son también mi alegría.
Te voy a dejar un poema que ecribi acerca de la tercera edad, que aunque no estamos en ella...vamos en ello...


Cuando la llama se enciende
el sol resplandece de más;
se vive al mismo compás;
hasta que el calor desciende.

Cuando la llama se apaga
ya se acabó el combustible,
pues, ya no es nada factible
su viveza, quedó ciega.

Es la pura realidad;
aunque perdure la llama
el corazón ya no aclama, ¡La excelsa fogosidad!

Se conforma con estar;
al lado del compañero
que en alto, diga ¡te quiero!
con ansia, al despertar.


Al matrimonio octogenario, fiel hasta la muerte.
¡Va por vosotros!

Yo trabajo con personas de la tercera edad y en nuestras charlas siempre salen acnédotas que luego les pongo mi grano de arena...

Un placer leerte, feliz fin de semana.

María dijo...

Me ha emocionado leer tu historia.
Me ha traído los imborrables recuerdos de la que vivieron mis padres hasta el día en que se marcharon ambos cogidos de la mano.
Un beso y mi admiración

Balovega dijo...

Hola y linda noche de sábado...

Me has invitado y vengo enseguida que lo vi, a leer y escuchar esta bella historia de convivencia de la vida.

Una preciosa historia de amor, lucha, respeto y convivencia, ha sido y verdadero placer venir a saludarte, ahora y con más calma, voy a curiosear por tu bello hogar..

Besos tu esposa, y nieta y para ti, un gran abrazo amigo y gracias por pasar por casa...

Lindos sueños y mantén esa bella sonrisa..

Déjame un Poema dijo...

Querido amigo bella entrada me emocioné al leerla, que linda familia que linda historia, el amor le gana al tiempo a las arrugas, el es mas fuerte.
es un placer enorme leerte, te felicito por tu hermosa familia.
besitos para ti, que Dios los bendiga y pasen un bonito fin de semana.

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Es una historia preciosa, una buena lección del buen Amor.
Felicidades por ese amor recíproco. Deseo que sigais compartiendo mucha dicha y poca adversidad durante muchos y muchos días.

Enhorabuena a los dos y un abrazo.

Laura Caro dijo...

Enhorabuena a los dos.
Es una suerte poder disfrutar de una relación como vosotros lo hacéis.
En parte os lo habéis ganado, decidiendo estar cuando lo fácil era irse, pero por otra parte son dos regalos la vida y la salud para poder seguir juntos.
Yo llevo 29 años enamorada y aspiro- si la vida me lo permite- a llegar a muchísimos más.
Un abrazo.

ADELFA MARTIN dijo...

A mi me has emocionado, asi que solo te envìo un abrazo muy,muy grande, extensivo a Marìa, artìfice seguramente de este milagro de amor de 43 años...

mis saludos cordiales

María dijo...

Gracias por compartir tu vida, amigo, es un placer haber estado aquí.

Un beso.

ILUSION dijo...

Que hermosa historia nos has contado amigo Juan,,,,,Felicitaciones a ti y a tu maravilloso esposa por esos años compartidos y por los que vendrán,,,, un gusto leerte y saludarte siempre,,,,,Besitos y lindo día,,,,

Senovilla dijo...

Creo en el amor, creo en la gente que como vos hoy nos habla de si, de un lugar dónde vive en felicidad su tolerancia y su fe.

Viva el amor y la convivencia.

Un abrazo con mucho cariño para esa familia y sinceramente agradecido.

victoria dijo...

Me has emocionado amigo Juan al leerte,os veo en la foto y me siento parte de esa historia desde el momento que os conocí--Besos de vuestra amiga Victoria

Susurros de Pensamientos dijo...

Por cada arruga de la piel , queda tatuada una hermosa vivencia que recordar de la vida.Unas imágenes enternecedoras , gracias por compartirlas,porque emocionan.Y desearos que esta vida siga llenándoos cada día de ilusiones y retos por los que luchar con amor y cariño en vuestra familia.

Un Abrazo grande , Vicky.

Yuria dijo...

Enhorabuena por este largo recorrido que parece tan corto.
Hoy en día, pienso, que lo difícil es esto, que la pareja dure. Es lastimoso ver romperse los lazos de amigos y conocidos, a montones. A veces hay que trabajar y sacrificarse por mantener,esto, la pareja. pero es lo que más vale, junto con los hijos. Debe de ser uno de los primeros OBJETIVOS de la persona.

Un beso de verdad.

Janita dijo...

Amigo Juan Francisco.
Te felicito por esta bellísima entrada de tu participación en Convivencia.
Que mejor do que hablar de su propia convivência familiar?
Me he emocionado la manera sencilla y sentida de como has descrito tu convivência matrimonial. Muy, muy bonito!
Una vida compartida a dos, juntos en la adversidad y en las alegrias, durante tantos años, es un regalo de Dios y que ustedes an hecho por merecer.
Las arrugas amigo mio, son las huellas de nuestra vivencia. Yo costumbro decir que cada arruga en my rosto, cuenta una historia de my vida y penso que com Maria, tu mujer, pasará lo mismo.
Que bonita y alegre se queda en la foto la pequeñita Maria! Y muy grandita también, ni parece una niña de solo dos años y médio, verdad?
Bueno Juan, espero que no estés mucho más tiempo sin tu ordenador, para que puedas volver pronto al convívio de tus amigos, que tanto te extrañamos.
Dá por my un beso com cariño a toda tu família, en especial a Maria. Creo que ella se acordará de my, ya que sabe que tienes una buena amiga de internet en OPorto.
Te mando un fuerte abrazo amigo mío.
Janita

alondra-volarsinalas dijo...

¡Hola! Hace tiempo también yo escribí sobre la convivencia:
http://alondra-volarsinalas.blogspot.com/2010/07/quisiera-que-supieras.html
al igual que tú, pienso que hay que adaptarse a las diversas etapas del amor, el cuidar a la pareja desde el principio con diálogo y pequeños detalles es la fórmula mágica, de lo contrario cuando el nido queda vacio te puedes encontrar conviviendo con un extraño.
Después de 30 años compartidos ¡repetiría! es hermoso tener al lado una mano para amar, y apoyar; la vida no siempre es color de rosa y mejor en compañía.
Saludos afectuosos

Vivian Angélica dijo...

Hola!!!

Que hermoso relato nos compartes, toda una vida reflejada en pocas palabras... al final la vida en pareja esta llena de buenos y malos momentos donde lo que realmente importa es la sabiduría de saberlos enfrentar...

Espero que el amor reine por siempre en vuestras vidas... te dejo un gran abrazo a la distancia Vivian

Mariola López dijo...

olines...
Tremendamente tierno...y escasamente verdadero...
Por eso quien lo vivís...soy unos privilegiados.
Un fuerte grande...a los dos alargado a toda la familia...
Mariola

estrella dijo...

hola amigo realmente es una linda historia, el hablar asi de tu pareja de tu familia es algo maravilloso que se valora en verdad, el llevar tantos años juntos simbolo de amor, lealtad y entendimiento, yo apenas cumplire 24 años este 22 de noviembre, pero me encantaria algun dia decir ya cumplo 43 igual que mi amigo Juan Francisco, porque no es facil , aunque se diga facil, todo ello es consecuencia de aceptacion y entendimiento de amor y responsabilidad, de sobrellevar, de compartir, te felicito amigo, y a Maria tb, son una hermosa familia, lo percibo, y un beso pera esa hermosa nena que hace tus dias mas felices estoy segura, pasa lindo fin de semana amigo, te dejo mi cariño, un abrazo y bendiciones con amor...luz estrella

reina dijo...

Hermosa tu historia... me emocionó... quizás porque siempre he querido vivir algo así.... pero no me toco... sólo me tocó la parte dura de la historia, la poner el hombro, la de luchar contra al adversidad, la de poner buena cara al mal tiempo... y al fin de 25 años sentirme sola y pensando que cuando los hijos se vayan ya no quedará nada que nos una... toda una vida desperdiciada... haciendo lo posible por conservar una buena convivencia... pero detrás de eso, nada... y me pregunto para qué...?

Pero esa es mi vida...
Me alegra que tu vida haya sido buena y que lo siga siendo... eso es lo que esperamos todos cuando decimos "Sí, quiero"...

Un beso grande amigo... y otro para María, que debe merecerlo mucho....!!!

mariarosa dijo...

Hermosa historia de vida y amor.
Hoy día cuando los jovenes parecen tan apurados por partir de las responsabilidades, vuestra historia es un ejemplo. felicitaciones.

mariarosa

El Sentir de los Poetas dijo...

Mi querido Juan Francisco, vuelvo a tu casa para deicrte que en nuestro rincón EL SENTIR DEL POETA, tienes un pequeño regalo como agradecimiento a tu presencia y ayuda a hacernos crecer un poco más cada día.
Un beso con todo el afecto.

Norma Ruiz dijo...

Juan Francisco:
hermosa historia la de ambos. la palabra vida lleva implicíta todo tipo se sentimientos y emociones.y compartir, sostener, contener. es importante cuando hay amor.
la historia se repite querido Juan, primero nos vamos nosotros del seno del hogar, después vuelan los hijos, con las alas de la libertad, y llegan los nietos.
yo hace 32 años que estoy casada.
y espero mi primer nieto para enero.
estamos felices.
besos amigo

Rosana Martí dijo...

Esta historia es la vivida por mis padres más o menos, duros tiempos. Tiene un lindo espacio, me quedo en el si no te importa, te dejo mi link por si te apetece ver el mío. Tienes una bonita familia. Un fuerte abrazo bloggero.

http://poemasrosana.blogspot.com

Poetiza dijo...

Francisco, que bello volver a leerte. Que gusto conocer a Maria, la hermosa mujer que a estado a tu lado tantos años, porque son muchos 43 años, sabes, este fin de semana, mi esposo y yo cumplimos 29 años de casados y al leerte me he emocionado y hasta una larimita asomo a mis ojos y esta alma loca vaga en recuerdos. Francisco amigo, te dejo un beso para ambos y cuidense. Y que ese amor perdure por siempre.

stella dijo...

Historia para servir de ejemplo, maravillosa en el el amor y la entrega pueden con las dificultadesçfelicidades
Stella

YoSusan dijo...

Os felicito por disfrutar de ese tiempo compartido superando las dificultades y viviendo las alegrías. Este 2 de diciembre hará 30 años qeu mi marido y yo compartimos la vida y algunos m´s ya que nos conocemos desde la infancia y con todo y con todo como se suele decir, hemos disfrutado del amor juntos y espero que lo sigamos haciendo.
Os deseo muchos años más de buen amor.
Salud
Un abrazo

Francisca Quintana Vega dijo...

Felicidades. Me ha gustado mucho el blog y su contenido. Un saludo a su esposa y a usted. Soy extremeña.