Seguidores

sábado, 20 de junio de 2009

A esas voces que ya no sonarán

Hoy mi blog se abre con el dolor que supone recordar a una persona que ha dejado su vida tan solo por el hecho de ser uno de esos seres que anónimamente defienden nuestras vidas. Una persona con padres, hermanos, esposa e hijos que de pronto han perdido a un ser amado. Para ellos, porque ellos serán siempre esas voces que ya no sonarán, quiero levantar la mía en un sincero homenaje que les brindo como ellos han brindado su vida por todos nosotros.
A esas voces que ya no sonarán
__________________________________________
__________________________________
__________________________
Hoy quiero ser el eco de esas voces
que ya no sonarán. Están calladas
a la vez que sus vidas, silenciadas
por manos despiadadas y feroces.
Truncaron su soñar... sus ilusiones,
silenciando sus voces inocentes...
hombres... mujeres... niños... ¡que valientes!
¡cuanto honor destrozar sus corazones!
Hoy pretendo gritar por esas voces
que ya no sonarán... fueron calladas
con métodos crueles y feroces
silenciando sus vidas y sus goces
por manos asesinas... despiadadas.
Jamás entenderé vanas razones
que antepongan la muerte a la palabra.
Nadie puede truncar mil ilusiones
intentando imponer sus convicciones
de manera tan mísera y macabra.
Porque hacerlo resulta muy sencillo,
mas gritar Libertad es espantoso
si ese grito... tal vez el mas hermoso
puede truncar los sueños de un chiquillo,
destrozando su vida... ¡monstruoso!
Los que piden respeto y democracia
y unas leyes que amparen sus derechos...
y tener libertad... ¡vaya falacia!
¡pregonan libertad y democracia
y la ensucian después con estos hechos!
Hoy quiero ser el eco que levante
un clamor de oración por los callados,
por esos cuerpos rotos, silenciados,
para hacer su recuerdo palpitante,
para que nunca sean olvidados.
Hoy quiero ser la voz de la conciencia
que recuerde los votos conseguidos
para exigir por ellos diligencia
para atajar el crimen... la violencia...
¡para que no los echen en olvido!
Hoy quiero ser pañuelo que amoroso
recoja el llanto y el dolor vertido.
Hoy quiero ser... amor... brazo tendido,
para todo el que llora silencioso
por los seres amados que ha perdido.
Hoy quiero ser... ¡tantas y tantas cosas!
Escudo protector. Mano amorosa.
Oración para todo el que ha caído.
Esperanza serena... nunca olvido.
Clamor que grite con tesón y afán
por esas voces que ya no sonarán.
Hoy estos versos son homenaje al inspector Eduardo Antonio Puelles.
Descansa en paz

6 comentarios:

Isabella Ros dijo...

Conmovedor y lamentablemente real tu relato.Cala muy hondo,la impotencia gana nuestro ánimo y me hago eco de tus palabras y el dolor recorre mi cuerpo y debo alimentar mi esperanza para no cruzar el abismo,el que lleva a la furia muchas veces incontenidas y volcar en lágrimas toda la oscuridad que envuelve el alma.MUCHAS GRACIAS por tus palabras,agradezco tu visita y ojalá se repita siempre.Desde ESPERANZA pcia de SANTA FÉ,ARGENTINA,un saludo fraterno.

J. Fco. Bravo Real dijo...

Hola, Isabella,seas bienvenida a este humilde rincón. Hoy es un día triste para los españoles de bien. Hoy las armas han vuelto a segar rastreramente una vida y eso siempre es doloroso. Ojalá que sea esta la última vez, pero eso es algo que llevamos diciendo hace muchos años.
Como te decía al principio, bienvenida y puedes volver cuando quieras. Puedes creer que yo pasaré por "tu casa" a menudo y dejaré mis comentarios de vez en cuando. Un abrazo, Isabella.

TriniReina dijo...

Hoy has sido el que con tus verso has dado voz a quién se la robaron...

Descanse en paz

Gracias por tu visita
Saludos

J. Fco. Bravo Real dijo...

Hola, Trini. Creo que en el día del asesinato, todos los españoles debemos sentir pesar por la muerte de un policia. Y sentir respeto por el trabajo y la dedicación de estas personas, sean hombres o mujeres. En mí caso, escribir un poema es para mí aparte de un homenaje hacia ellos, una manera también de pedir a la gente que no los olvide. Bien Trini, gracias por visitarme. Vuelve cuando quieras. Un abrazo.

Teresa dijo...

Me uno a tu homenaje y al de todos aquellos que trabajan por la paz, en contra de la violencia y el terrorismo.

Me conmueven especialmente estos versos:

"Escudo protector. Mano amorosa.
Oración para todo el que ha caído.
Esperanza serena... nunca olvido"


Un saludo.

J. Fco. Bravo Real dijo...

Hola Teresa, gracias por tus comentarios siempre, pero en esta ocasión comentarios de solidaridad con todos aquellos que han dado su vida por nosotros. Un abrazo.