Seguidores

lunes, 6 de julio de 2009

Despacio...

La fotografía es de mí amigo Gilles Decia Upton Sinclair que: Las tierras pertenecen a sus dueños, pero el paisaje es de quien sabe apreciarlo. Coincido con el y haciendo una comparación, me atrevo a decir que ocurre igual con la poesía. Es propiedad del autor, pero lo que el poeta quiso decir solo es de aquellos que logran entenderle.
Hoy vuelvo a retomar los poemas de mi futuro libro "Pensamientos con rima" y lo hago con un poema precisamente sin rima. Podíamos llamarlo "prosa poética" y quizás sería mas correcto, porque cuando no hay cadencia en la rima, ni métrica en sus versos, se aproxima mas a la prosa, y en esto, recuerdo haber leido una definición que lo explicaba muy bien. Decía así: "Prosa: Las mejores palabras. Poesía: Las mejores palabras en el mejor orden escritas".
Despacio...
____________________________________
_____________________________
____________________
Despacio; sin prisas,
como si la cosa no fuera conmigo.
Despacio, sin prisas,
han ido pasando los años;
implacables, despiadados,
dejando sobre mi piel
la huella imborrable
de todos los eventos pasados.
Llenando mi alma
a veces de amargura
a veces de satisfacciones.
Acumulando experiencia
mientras voy tropezando una y otra vez,
levantándome y volviendo a tropezar.
Ese es el quid de la cuestión.
Tropezar y caer.
Levantarse y seguir caminando.
Procurar dar de lado
los sinsabores
que llenan nuestro paso por la vida
y abrir el corazón
a las ilusiones,
a esas pequeñas cosas
que también encontramos día a día
mezcladas con los sinsabores
y que al final de la jornada
cuando revisas en tu mente
todo lo acontecido,
sin saber porqué,
pone en tus labios una sonrisa.
Despacio,
sin darme cuenta,
se ha endurecido mi piel.
Mi pelo se ha vuelto canoso,
pero sigo teniendo ilusión,
sigo viendo a mi alrededor
jugar a los niños
y me contagio de su alegría infantil.
Se que mañana, cuando me levante
y me mire al espejo,
me encontraré un poco mas viejo,
un poco mas cansado
y lo asumo.
Lo que no quisiera
es que un día al mirarme,
descubriera en el espejo
un hombre sin amor.
Sin ilusiones.
Un hombre vacío.
Porque entonces
mi vida no tendría sentido.
porque entonces...
entonces, seria un hombre muerto.




4 comentarios:

Leo dijo...

De acuerdo en todo. Y yo sería una mujer muerta........
Saludos.
Leonor.

J. Fco. Bravo Real dijo...

Hola, Leo, bienvenida a esta "tu casa". Me alegro que estés de acuerdo en todo, eso quiere decir que los sentimientos son mas o menos los mismos. Desde aquí te reitero mi felicitación por tu cumpleaños. Que cumplas muchos con las mismas ganas de ir dejando en el blog tus vivencias. Eso es bonito. Un abrazo de corazón.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Bellisimo poema,de dejo esta reflexiòn de regalo.


Lentamente, como acariciando los recuerdos, recorro la larga senda que me llevarà hacia un remanso desconocido.
En sus orillas encontrarè a mis dulces ausencia, entonces sonreire.... ¿De que sieve la prisa, si todos llegaremos al mismo destino?

Besos
Ludia Raquel Pistagnesi

J. Fco. Bravo Real dijo...

Hola, Lydya, siempre es un placer leerte, aunque solo sea a través de un comentario, en esta ocasión por cierto, muy "sabroso". Tienes razón... ¿de que sirve la prisa?... si la llegada siempre se nos hará demasiado pronta.
Un abrazo muy fuerte, Lydia.