Seguidores

martes, 16 de febrero de 2010

Recordando a mí tierra


Recordando a mi tierra



___________________________________________
_____________________________________
_____________________________




En aquellos montes de viejas encinas
que pueblan la tierra donde yo nací,
entre verdes valles, suaves colinas
y alegres arroyos amados por mi,
viven encerrados recuerdos hermosos,
grandes aventuras, sueños caprichosos.
Aromas de flores con sueños de amor.
Recuerdos soñados con tanta dulzura
que llenan el alma de un dulce sabor,
porque las vivimos con tanta ternura,
que dejaron posos en el corazón
de bella armonía, de luz, de ilusión.
Esos juncos verdes cubriendo la orilla
del pequeño arroyo de agua cristalina,
eran el descanso de nuestra cuadrilla.
A la sombra grande de la vieja encina
bajo el sol ardiente nos daban frescor
y el rumor del agua un dulce sopor.
Y a la sombra grande de la vieja encina,
llegaba el descanso aún sin darnos cuenta.
El rumor del agua limpia, cristalina,
sonando incansable, y el sol que calienta...
Se paraba el juego y la misma vida
se quedaba mansa, como detenida.
Que tardes aquellas... y que lindas siestas;
que dulces, que frescas, que sabor tenían.
Eran el preludio que antes de las fiestas
los días de Agosto ya nos ofrecían.
Y poquito a poco se estaba notando
que acortaba el día e iba refrescando.
Y allá en el Ejido junto al viejo charco
y entre las hacinas... siempre trajinando,
se ven labradores. Como un viejo barco,
subidos al trillo girando y girando
detrás de las yuntas, cantando sin gana
para echar del cuerpo la "perra" galbana.
Ya no queda mucho. Las eras se acaban.
la mies recogida que el "sobrado" llena
es el pan sabroso que esperando estaban.
Con ello se acaba la larga cadena
de duras labores, de sudor honrado,
que con ese grano... ¿queda compensado?
Y los chavalillos jugando en la era
subiéndose al trillo con algarabía,
bajo la mirada a veces severa
del hombre que trilla; había alegría
brillando en sus ojos. Cuando era pequeño...
¡el también lo hacia! se dice risueño.
Serán el mañana; la sana esperanza
de que las paneras del viejo "sobrado"
seguirán repletas con tanta pujanza
y el mismo cariño con que se han llenado
un año tras otro hace muchos años;
trabajando duro, con muchos redaños.
Eso le enseñaron sus padres a el;
y eso le dejaron cuando se murieron:
Trabajar con ganas dejando la piel,
criar a los hijos como ellos lo hicieron.
Ser justo y honrado... un hombre de bien.
Y amigo de todos... ¡de rezar también!
Por eso sonríe cuando mira a un niño.
Porque es el reflejo de sus ilusiones;
por eso los trata con tanto cariño
y los sube al trillo. Bonitas lecciones
para los chavales, que un día ser n
el nuevo relevo que almacene el pan.
Ya llegan las fiestas. Se nota el ambiente.
El pueblo está lleno hasta rebosar.
Es tanto el cariño de esta buena gente,
que vienen gozosos aquí a disfrutar
un año tras otro. Las penas al aire.
Al Santo bendito... ¿quien le hace un desaire?
Vienen vendedores con mil chucherías.
Caramelos, dulces, piñones, turrón;
y venden juguetes y mil monerías
que compran los niños con gran ilusión.
Una vez al año, pueden derrochar
lo que en todo el año supieron guardar.
Dura era la vida de los campesinos.
Trabajar sin tasa sin saber siquiera
si querrá la tierra o acaso el destino
que llueva o que nieve, mientras el espera
que pasen los meses viendo como grana
la siembra que luego será pan mañana.
Y por eso rezan todas estas gentes.
Son gentes humildes que van poco a misa
y a pesar de todo, son los mas creyentes,
porque van cumpliendo de forma precisa
todos los preceptos que manda el Señor
sin ninguna duda que mengüe su amor.
Y en aquella sierra que el pueblo, celosa,
protege con mimo como madre buena,
está en lo mas alto mirando amorosa
una cruz de piedra. Cosa mas serena
no se encontrará; igual que un gigante
nuestra cruz del siglo está vigilante.


Todas estas cosas, están escondidas
entre las encinas. En aquellas tierras
de lomas suaves, de vegas queridas,
que vieron un día de niños las guerras
y las dulces siestas bajo las encinas
y correr las aguas limpias, cristalinas...


Así era mi tierra y así eran sus gentes;
atentas, amables, siempre cariñosas
y siempre ayudando... siempre diligentes;
pero el tiempo a veces... ¿no cambia las cosas?
Pensando todo esto, hoy he recordado
una redondilla de Antonio Machado:
( ¿Siglo nuevo? ¿Todavía
llamea la misma fragua?
¿corre todavía el agua
por los cauces que tenía? )

Quisiera decir que si.
Que todo sigue lo mismo.
Pero sería cinismo
decir una cosa así.
Los años pasan veloces
y el campo se va dejando,
pues la gente va buscando
lo que le ofrecen mil voces.
Y a mi me da mucha pena.
Por mi tierra y por sus gentes.
Ellos que fueron valientes
para la lucha serena,
no pueden hacerle frente
al hambre, que traicionera,
acecha de una manera
que los hunde tristemente.
Los campos se van secando
y el pueblo se ve vacío.
Triste sino, pueblo mío...
¡que solo te vas quedando!
Porque los niños que ayer
vimos las parvas trillar,
nos hemos ido a luchar
a otros sitios, para ver
si esa comida negada
en esta tierra que amamos,
con nuestro sudor la hallamos
lejos de la tierra amada.
Triste sino, de verdad.
Dejar el hogar querido
para buscar otro nido...
¿no es una calamidad?.
Y aquellas viejas encinas
con sus sombras amorosas...
y las siestas peregrinas,
son como todas las cosas...
Cosas de ayer... ¿olvidadas?
¡OH no! No. A pesar de estar ausentes,
estarán siempre presentes.
Estas cosas tan amadas...
de verdad... ¡siempre serán recordadas!


Hemos llegado otra vez a un punto en el que la gente de mí tierra tiene que salir otra vez en busca de sustento fuera de ella. Lo triste es que hoy ni siquiera queda el consuelo de poderlo encontrarlo lejos de ella como sucedía antaño.


Cuando digo gente de mí tierra, no me refiro solo a la de Extremadura. Todos los españoles son "gente de mí tierra".









63 comentarios:

Sol dijo...

Es una tierra increible!!!
Las fotos son maravillosas... la manera que me cuentas los detalles... hace que uno se traslade con el pensamiento!!!
Besos cielo, perdon por tardar en el paso por tu blog!!!

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Hermosos recuerdos muy buenas las imagenes,un poema marabilloso,lleno
de imaginación.
un abrazo.

Shanty dijo...

Lugares bellos, con una descripción hermosa.

Un abrazo.

reina dijo...

Qué bonito lugar... qué bellas fotos acompañadas de hermosas palabras...!!!
Un beso grande

Jacquie. dijo...

Que fotos! que relato! que maravilla!!!!!.
Ha sido como viajar leyendo tu blog.PRECIOSO.

Besos amigo muacks
Jacquie.

AH! y felíz semana.

mariarosa dijo...

¡¡Que lindo!!

Ese paisaje, junto a los recuerdos son un placer para el lector. Francisco muy bello poema.

mariarosa

Poetiza dijo...

Que bellas imagenes, que bello poema amigo Francisco, que bellos son tus recuerdos, que bello es leerte y que al hacerlo hagas que mi alma recuerde otros tiempos, tierras lejanas,........Te dejo un beso amigo, cuidate mucho. Fue un placer leerte y siempre lo sera.

Pilar dijo...

Precioso tu poema, Juan Francisco. Reconozco en él el saboe de Extremadura. Yo no conocí el el tiempo del trillo, pero mis padres y abuelas me lo contaron mil veces. Núnca olvidaré esos ratos en los que nos hablaban de aquellos tiempos...qué entrañable me resulta ahora que ya no les tengo! Y no sabes las de veces que oí a mi abuela esa palabrilla..."galbana"...
Gracias por traerme estos preciosos recuerdos mi querido amigo.
Un beso.

Pilar

Juan Francisco dijo...

Amiga Sol aun sin querer, eso es lo que la poesía nos trae. El acercamiento a esas cosas que están en la mente del que lo escribió. Sabes que puedes pasar cuando quieras, mí querida amiga. Nadie tiene una... digamos obligación, pero sabes que siempre serás bien recibida. Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Gracias Gladys por tus palabras. Es verdad que los recuerdos son maravillosos. Si a través de ellos los que lo lean son capaces de adivinar mis sentimientos... ¿que más puedo pedir? Abrazos.

Juan Francisco dijo...

Esa es la palabra, amiga Shanty... lugares bellos. Besos.

Juan Francisco dijo...

Hola Reina gracias por tus palabras y por el paseo hasta aquí. Un abrazo grande.

Juan Francisco dijo...

Me alegro que el viaje por mí blog te haya gustado y entretenido, amiga Jacquie. Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Todo va unido, mí querida Mariarosa, paisaje y recuerdos. Sin uno no habría los otros. Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Sandra, buenos días. No hay nada más bonito que aquellos que me leen me digan que les hago retornar con las fotos y mís poemas a otros tiempos y a otros recuerdos. Es un placer para mí comprobar que todas y todos los que me leen tienen (como decía mí madre) "su alma en su almario". Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Ahorea dicen "pájara" pero a mí me sigue gustando la nuestra, "la galbana"... ¡que le vamos a hacer!
El sabor a nuestra Extremadura he intentado que esté presente en mís cosas siempre. Mira, ayer descubrí sin querer una página donde hay escritos en extremeño docenas de poemas e incluso uno de mí pueblo y se citan a varios poetas de Serradilla, mí pueblo. Fue un placer encontrarlo. Un abrazo amiga Pilar.

salvadorpliego dijo...

Recuerdos... profundos recuerdos, en este versar que no pierde nunca su ritmo.

Excelente!!!

Un placer leerte.

Juan Francisco dijo...

Así es Salvador, y con ello seguiremos mientras el cuerpo aguante. Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

maravilloso blog lleno de emociones

ILUSION dijo...

Hola Juan Francisco,,,muy bello lo escrito y lindas las fotografías!!!!
Besitos!!!!!

Aire de Alhena dijo...

Hola Juan Francisco
Qué bonito has versado sobre tu tierra y las fotos hermosas.

Es la realidad de muchos pueblos de nuestra España, lo que era ya no es.
Nos quedan los recuerdos de lo vivido y esos nadie nos lo puede arrebatar.

Un abrazo con cariño y mi felicitación por este post.
Alhena

Yessika dijo...

Hola amigo =) igual los recuerdos son lo más bonito que nos queda, aunque los tiempos hayan cambiado y todo se vuelva distinto podemos seguir viendolo desde la misma perspectiva que lo hacias años atrás, me gustan mucho tus rimas gracias por siempre visitar mi Blog se le aprecio un abrazo!

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola Juan Francisco:

Bello poema a tu tierra linda, hermosas fotografías, se nota que amas y extrañas aquel terruño.

Describes muy bien aquellos tiempos idos cuando la vida era más apacible, lástima tener que partir en busca de nuevos horizontes.

He recreado las imágenes mientras leía cada verso.

Saludos.

Poetiza dijo...

Amigo Francisco, me gusta recordar leyendo poemas, imaginando, soñando despierta......Paso a saludar y dejarte un beso a la distancia, cuidate mucho amigo.

Juan Francisco dijo...

Gracias por tus palabras, amiga. Recomenzar, puede ser un nombre como otro cualquiera, pero cuesta llamarle a alguien así. Aunque tiene un hermoso simbolismo. Gracias por pasar por este blog.
Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Hola, mí querida Ilusión, gracias por pasar por aquí y comentar mis poemas. Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Afortunadamente quedan cosas que viven, que siguen estando ahí. Nuestros árboles, las sierras, los maravillosos paisajes que se contemplan desde lo alto de esas mismas sierras. Aun se puede alimentar la imaginación de vez en cuando. Un abrazo paisana.

Juan Francisco dijo...

Yessika, te digo como a Alhena, aun quedan rincones donde uno puede descansar de lo cotidiano y aspirar el sabor a jara, a madroñera, a lentisco, tomilo... de todo. Solo que ahora ya lo hacemos de tarde en tarde, pero allí está. Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Eso es lo más triste de nuestros pueblos, tener que salir porque no había... ni hay nada que hacer en ellos. El sistema de vida que mantuvo a nuestros padres (aunque mal) ya no existe. Pero nos queda el recuerdo si no de lo bien que vivíamos, al menos de aquello que vivimos. Un abrazo Rafael.

Juan Francisco dijo...

Hola Sandra, buenos días para tí y espero que sean el comienzo de un estupendo fin de semana. Un abrazote.

TriniReina dijo...

Leyendo este poema-descripción, de tu tierra, a través de tus palabras nos haces amarla. Nos asomas a paisajes maravillosos y nos queda un fuerte deso de ir a visitarla.

Un abrazo

mardelibertad dijo...

Bonita tierra y un boito recordar.
Abrazo

Militos dijo...

Precioso final, me alegra saberme gente de tu tierra.

Todo el poema es hermoso, una declaración de amor a la tierra que te vio nacer.
Es una pena grande que se haya sacrificado tanto al progreso para vivir peor.
las fotografías también son preciosas, Juan.

Un beso

Ah y me da mucha alegría que casi me iguales en fidelidad matrimonial.

Juan Francisco dijo...

Trini, gracias por tus palabras. ¿Sabes? La gente defiende su tierra porque sí, y la verdad es que de Extremadura a Andalucía, hay poca variación. Lo que he visto a mí me ha gustado mucho.
Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Recuerdos sobre todo Mar. Los paisajes, como le digo a Trini se llevan poco en belleza. Cada uno de una forma pero todos son hermosos. Son los recuerdos lo que tal vez los haga más bellos. Un abrazo amiga Mar.

Juan Francisco dijo...

Tú lo hasivi dicho Militos... ¡Para vivir peor! ¡Que le vamos a hacer! Y lo que digo es vredad, siendo español o española, somos todos de la misma tierra. Esa es mí forma de pensar. Un abrazo Militos.

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

La tierra, las personas, los recuerdos amados, siempre están en nuestro corazón, dan frutos hermosos como estos versos que nos devuelven: perfumes, paisajes, música, ilusione... nítidos a la memoria para volver a sentirlos como entonces.
Preciosas las fotos.

Un abrazo.
Teresa

Jacquie. dijo...

Vulvo a ver tus lindas fotos. La foto que encabeza tu blog me encanta!.
Felíz fin de semana amigo.
Jacquie.

Juan Francisco dijo...

Gracias por tus palabras Teresa. Solo devolvemos un poquito de todo cuanto llevamos guardado en el corazón. Va saliendo despacio sin prisas, y lo copiamos. Un abrazo amiga mía.

Juan Francisco dijo...

LLévatela. A mí me gusta también mucho. Es una zona preciosa. A los pies de ese "fraile hay un manantial que según mis amigos y vecinos llevaba más de 15 años sin manar. Cuando yo era pequeño, llovía más y apenas llovía, las gentes decian que ya "meaba el fraile". Salía un borbotón de agua tan ancho como un hombre. Pues este año ha brotado. ¡Que bien! Un abrazo Jacquie y buen fin de semana.

Calvared dijo...

¡Qué triste realidad la que tan hermosamente pintas! El vacío llena los pueblos de España que antaño nos premiaban con tanta ilusión y tantos recuerdos.
Un abrazo

Poetiza dijo...

Paso a dejarte saludo y beso amigo Francisco. Cuidate. Lindo Domingo para ti.

Adara dijo...

Ay! pero que bien retratas nuestra tierra! haces que parezca más bonita todavía!

Un abrazo!

Poetiza dijo...

Saludos amigo Francisco, te dejo un beso a la distancia, cuidate siempre.

Juan Francisco dijo...

Buenos días Carlos, es verdad que el vacío es hoy el dueño de esos pueblos. Yo hablo de Extremadura, porque es lo que conozco, pero creo que todas las zonas agrícolas del país están igual. Yo salí de serradilla en el 58 y te puedo decir que en los años cincuenta en mí pueblo había cerca de 5000 personas. Hoy estamos en 1800 y cada año baja el censo. Es triste. Bueno Carlos, un abrazo y buena semana.

Juan Francisco dijo...

Saludos y besos para tí, amiga Sandra, con mí cariño.

Juan Francisco dijo...

Ya es bonita sin que le cantemos, Adara. Pero se nos escapa aunque no queramos el amor por ella. Un abrazo y... ¿como van esos estudios?

AMBAR dijo...

Muchisimas gracias por visitar mi pequeñisimo rinconcito, donde dejo mis sentimientos de dolor, tristeza, alegría y todo eso que compone la cadena de nuestra vida.
Esto que acabo de leer es una historía preciosa, me alegra que tu tierra haya dejado en tu reuerdo algo tan bonito, sereno y que llene tu alma de PAZ.
Un sincero y agradecido saludo.
Ambar.

hoy dijo...

Me has recordado mis propias ensoñaciones recordando mi tierra... aquella cotidianidad que a mi cerebro le gustaria poder abarcar y recordar cada sonido... cada color...
Hay sonidos que siempre me traen el mismo recuerdo del mismo lugar.. y la misma emoción..
ay! jajaj mi cerebro se enamora de algunos recuerdos de mi tierra.
BESITOS

SANDRA... dijo...

ﮨჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ
    ჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ
        Estos son  ﮨﯝﮨჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ
       miles de besitos
       ﮨﯝﮨჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ
    desde mi corazón ﮨﯝﮨჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ
 Tómalos, amig@...  ﮨﯝﮨჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ
    son para vos!!!
       ﮨﯝﮨჱﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ ﮨﯝﮨ


buenas tardess queriod amigo gracias por tu comentario y tus bellas viistas, es un gusto leer tan hermosa entrada, que tengas una linda semanaa.

Juan Francisco dijo...

Hola amiga Ámbar, hoy no he podido, pero mañana pasaré por tu "rinconcito" para verlo detenidamente, pero desde ahora te digo que lo que ví ayer me gustó. Te he enlazado el blog con el Rincón de los amigos. Un abrazo y mañana nos vemos si Dios quiere.

Juan Francisco dijo...

Amiga Hoy, he pasado por tu blog y la verdad es que siento vergüenza ajena al ver la educación de ciertos bichejos, porque no me atrevo a llamarlo persona. ¿Sabes borrarlo? Cuando te pones a contestar te sale un dibujo de un cubo en todos los comentarios lo pinchas y te borra el comentario que quieras. Supongo que lo sabes. Y a continuación pon moderación de comentarios, hazme caso. Un abrazo amiga mía y de verdad, no permitas que un payaso entre a molestar.

Juan Francisco dijo...

Hola, mí querida Sandra, es un placer recibirte por aquí. ¿Como estas? espero que te encuentres bien. Te deseo lo mejor. Un abrazo y gracias por el dibujito que me mandas.

Poetiza dijo...

Me facina ver esa imagenes Franisco, me hacen soñar despierta. Te dejo saludo y beso, cuidate amigo.

Juan Francisco dijo...

El sueño más bonito, Sandra: Soñar despiertos. Un fuerte abrazo.

Poetiza dijo...

Francisco, gracias por estar siempre por mis rincones. Sabes: Me encanta la foto de las granadas. Besos, cuidate.

El ave peregrina dijo...

Sin palabras me deja amigo,una hermosa entrada llena de sentimiento puro, hacia la tierra que le vio nacer.La tierra...nuestros ancestros...nuestro candor, ¡esa infancia!...y junto a ella el calor fraternal, unos padres que nunca se olvidan.

Con su permiso me quedo con esto:

"Son gentes humildes que van poco a misa
y a pesar de todo, son los mas creyentes,
porque van cumpliendo de forma precisa
todos los preceptos que manda el Señor
sin ninguna duda que mengüe su amor"

Un agarimoso saludo desde mi Galicia.

Juan Francisco dijo...

Hola Sandra gracias por pasar. Esas granadas eran de un granado, como ves en la foto que tengo en mí patio. Como dice un poeta: "Yo con mís propias manos planté el árbol"...
Un abrazo, amiga mía.

azul dijo...

No quiero decir nada por quedar bien, cuando comento es porque me apetece, seguramente como la mayoria...asi que tengo que decirte que me ha impactado el poema...porque iba subiendome con todos esos recuerdos y despues bajandome al ver como todo iba desapareciendo....

me ha parecido precioso...felicidades

MÓNICA GUDIÑO dijo...

Ahora conozco un poquito de tu tierra pero como dices al final todas las tierras tienen su maravilloso encanto, la mía tambien lo tiene y apesar de que nos separa un oceano te diría que se parece bastante a la tuya.
un abrazo, fue un gusto leerte

Juan Francisco dijo...

Para Ave Peregrina. Gracias. Por pasar y gracias por comentar. Creo que el sentimiento es el mismo para todos los que estamos lejos de la tierra querida. Se agudizan más los recuerdos, porque la tienes presente en tú mente. Y el trocito de poema que escoges, creo que es... ¿como eran nuestras gentes? ¡No se! Me gustaría creer que lo siguen siendo. Un abrazo muy fuerte.

Juan Francisco dijo...

No, amiga Aul, todo no desaparece, el final es muy claro... "¡No! Apesar de estar ausentes, esas casas tan amadas estrán siempre presentes..." Gracias por tus palabras y por tu visita, seguiremos en contacto. Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Hola Mónica, no se si se parece, pero la inmensidad de Argentina deja a mí pequeña Extremadura como una cosita paqueña a su lado. Yo creo que si, que pueden parecerse, pero más que nada, porque las vemos así con los ojos del alma... ¿no te parece? Y espero seguir con esa visión siempre. Un fuerte abrazo, Mónica y gracias por tu visita a traves de los mares.